LO QUE HAGO HOY...me acerca a donde quiero estar mañana?

Han pasado varios años, para ser más exactos seis, desde que mi vida pegó un vuelco y sin apenas quererlo, encaminé mi vida.

De esas niñas que nunca sabe responder a qué quieres ser de mayor, de las indecisas, de carácter pero sin saber cuando sacarlo. Era una niña, y dando pequeños pasos cargados de inseguridad, me he convertido en una pequeña mujer. De las que saben lo que quieren, lo que hacen, y porque lo hacen.

No soy un físico, no es estética, no es simplemente pasión.... El deporte me ha guiado hasta aquí, me ha mostrado mi potencial, me ha levantado tras caer veinte veces, me ha hecho llorar de impotencia, me ha hecho pasar noches en vela, me ha HECHO!

Soy deportista, soy competidora contra mi yo del pasado, del presente, contra el crono, contra la ansiedad, el estrés, el pesimismo y los miedos. Soy una pequeña montaña de arena que se hace y deshace al compás del viento. Me hago, me deshago, me hago...pero jamás desaparezco.

Lo más valioso que he aprendido en los últimos seis años, es, que para hacer algo posible, antes debes saber que puedes cambiar tu mundo con sólo un pensamiento, con una decisión, con poner un pie fuera de tu zona de confort. Salta a ese precipicio y verás como te saldrán alas.

Que diminuto puede ser un paso al caminar, que insignificantes pasos se dan a diario, que pequeños pero acumulables caminos se toman en un mes, en un año, u en dos. Al fin y al cabo el tiempo no es más que eso, tiempo. Puede perderse, puedes perderte en él, pero, aquellos pasitos en los casi insignificantes senderos, harán que tras 365 más otros 365 y lo que sigue,..te encuentres a ti mismo. Un todo inmerso en la nada. Un vacío, la vida al fin y al cabo, está vacía hasta que alguien la llena...

Ahora, aquí, en este preciso momento, eres TÚ el que comenzará a construir su propio TODO de su global NADA.


Escribir comentario

Comentarios: 9